Aquí nadie le tiene miedo al peso

2021-02-04

¿Cómo perder grasa con ejercicio?

 

La meta más común que se busca alcanzar a través del ejercicio es mejorar la composición corporal. Es decir: vernos como queremos vernos. Para muchas personas, esto implica la pérdida de grasa. Hoy te contamos cómo lograrlo. 

 

Todos sabemos que existe el entrenamiento cardiovascular y el entrenamiento de fuerza, pero muchos se preguntan cuál deben hacer para perder grasa. Son entrenamientos diferentes y si quieres saber cuál es mejor, lo primero es conocer qué onda con cada uno.

 

Entrenamiento de fuerza

Consiste en usar resistencias con tu propio peso corporal, pesa u otros elementos. 

Beneficios:  

  • Según cómo hagas tus rutinas, puedes aumentar la masa muscular. 

  • Previene la sarcopenia, es decir, la pérdida de masa muscular durante el envejecimiento. Esto significa que prolonga una buena calidad de vida.

  • Aumenta la sensibilidad a la insulina y esto, a su vez, previene la diabetes. 

  • Quema calorías.

  • Fortalece tu esqueleto, mejora la densidad ósea y previene osteoporosis. 

  • Después del entrenamiento, tu cuerpo seguirá quemando calorías para oxigenar tus músculos. 

 

Entrenamiento cardiovascular 

Consiste en correr, caminar, andar en bicicleta o alguna otra actividad que acelere tu ritmo cardíaco. 

Beneficios: 

  • Utiliza como fuente de energía los depósitos de glucógeno del hígado y, después, utiliza los depósitos de grasa. 

  • Ayuda a producir endorfinas, también conocidas como hormonas de la felicidad. 

  • Disminuye los niveles de colesterol, triglicéridos y azúcar en sangre. 

  • Mejora la presión arterial. 

  • Fortalece la salud del corazón, sistema circulatorio y pulmones. 

 

Lo mejor de los dos mundos

Los beneficios son distintos y complementarios, así que conviene hacer entrenamientos de los dos tipos. La combinación de ejercicios te ayudará a mejorar tu composición corporal, disminuir el porcentaje de grasa y aumentar la masa muscular. Además, una buena composición corporal facilita la quema de calorías y, por lo tanto, previene el temido efecto rebote. En cambio, un cuerpo que pierde grasa sin aumentar músculo, corre mayor riesgo de sufrirlo. 

 

¿Cómo entrenar?

Puedes tomar alguna clase que intercale ejercicios de cardio con ejercicios de fuerza. También puedes hacer primero tu entrenamiento de pesas y después el cardio. O irte por una opción que combine ambos, como el spinning. Lo importante es entender el efecto que genera la actividad física en tu cuerpo y hacer los ejercicios que te lleven a tus metas.